jueves, 9 de febrero de 2006

Escribiendo sobre papel mojado

La quería mucho.
Se fue de mis manos,
se dejo llevar por el viento,
ese mismo viento que la trajo.

Se quiso acercar a mi,
yo quedé fascinado por ella
pero era insondable el abismo
que jamas pude cruzar.

¿Por qué?
¿Quizas nuestras manos
no se llegaron a tocar?
¿Quizas de nuestros labios
una ilusión fue el rozar?

Para mi no hay
ni siquiera conclusión posible
llego como dia, se fue como noche
y los amaneceres,
los amaneceres dejaron de tener
significado para mi.

No hay comentarios: