viernes, 20 de abril de 2007

Audiolectura #1

Vamos a por la primera sección de Audiolectura:
Tema: http://www.goear.com/listenwin.php?v=fb34537 (repetid el tema si no os da tiempo a leerlo todo, y luego escuchad el del final)

Cuando la trompeta calentaba, yo ya habia tomado el primer sorbo de mi copa. Suavemente la batería se cernía sobre el ritmo de la canción, y aproveché para ojear lo que me deparaban las sombras del bar. Una neblina digna del mejor antro de Blues le daba al garito el último toque de grandez que necesitaba para perdurar en mi memoria.
El tintineo de los hielos que se derretian en mi vaso me trajo recuerdos de otras copas pasadas, en buena compañia con otra gente que se difuminaba en mi memoria.
Intentaba evocar la belleza de alguna de las damas que alguna vez hube llevado del brazo. Sin embargo, todas esas caras parecían carecer de importancia cuando apareció la diva de la noche. Su largo cabello negro destelleaba bajo algún reflejo travieso de la bola de luces que colgaba del techo. Si hubiera intentado pensar en algún vestido de noche que fuera perfecto, sin duda alguna sería el que ella llevaba puesto. La tela sedosa abrazaba su cuerpo, y este me impedía encontrar las palabras adecuadas para describirlo.
Esto no era una novela negra; a pesar de mi sombrero y mi gabardina yo no era detective, pero ella si era la mujer fatal. Todo en ella parecía parte de mi imaginación, pero traída a la realidad. Sus carnosos labios se veían acentuados por un rojo intenso que probablemente llevase escrito la palabra pasión en alguna parte del envase.
Desde la entrada se dirigió hacia el escenario, ojeando las mesas, llenas probablemente de caras anónimas que se escondían en los ángulos sombrios. Y reparó en mi presencia. Ojalá pudiese haber dicho que su cara me sonaba, o cualquier otra frase que me permitiera romper el hielo de la manera mas "cool" posible, pero todos esos recursos se hundian ante aquella belleza.
Cogió mi vaso y ejecutó un movimiento que se situaba en el punto mas bello entre beber y decantar en la boca. A continuación hablo con ese tono de voz que yo esperaba que tuviese, dulce pero no acaramelado.
-Quizás quiera invitarme a una copa antes de salir a cantar, me agrada tu gusto para las bebidas.
-Ya soñé anoche, y creo que hoy no tocaba, señorita.
Joderlo era la mejor opción, desde luego, estúpido...
-Normalmente me preguntan mi habitación.
Una leve sonrisa asomó en sus labios carmesí.
-Normalmente no se me acercan las mujeres, una réplica eficaz siempre aumenta tus posibilidades de fracaso.
-No todas buscan lo mismo.
-Nadie busca a alguien como yo.
El concepto de sexo debil se invirtió en aquel instante, siendo yo la peor parte. Y a ella parecía gustarle aquello.
Se sentó a mi lado, poniendo la distancia justa para que su perfume terminase de demolerme por completo. Si alguna palabra podia resumir aquello, esa era "mascado" Sólo me quedaba dar el paso final.
Sin embargo, los últimos susurros del platillo finalizaban algo que todavia estaba por empezar. El siguiente tema era el suyo, y se levantó del asiento, no sin antes regalarme un beso lleno de sensaciones que yo queríoa recibir en mi boca, pero que ella me dio en la mejilla.
Según su voz entonaba los primeros versos de aquella canción, apuré el vaso, recogí mi gabardina y me coloqué el sombrero.
Su voz acariciaba mis oidos según me dirigia hacia la puerta. Lo último que distingui era una palabra en francés, adieu (http://www.goear.com/listenwin.php?v=7488987)
No dejé propina, porque seguro que volvería a aquel garito, a volver a soñar.

1 comentario:

Cho Hakkai dijo...

Oye, que guay ha estado!!. Has elegido un tema 100% acorde con lo que has escrito y vaya, te expresas muy bien.

Pues nada, akí estaré a la espera de la siguiente audiolectura.

Saludos!!