domingo, 7 de septiembre de 2008

Top 5 a las 5: no debería gustarme, pero me gusta.

Otro domingo más, nos juntamos para darlo todo.

Esta vez tratamos de aquellos pecados inconfesables que tenemos todos,ellas difíciles decisiones que debemos de tomar a la hora de revelar nuestros secretos más íntimos, aquellos vicios por los que nos tacharían de raros y tratarían de evitarnos. "No debería gustarme, pero me gusta".

Intentemos justificarnos:

En el número 5, el rap español.
(Nota del Blogger: No encuentro imagen aceptable y no me apetece desenfundar el Potochó ^^).
Si, señores. No soy un rebelde sin causa, ni tampoco voy con los pantalones mas anchos que la faja de la señorita Doubtfire, e incluso esty medianamente contento con la sociedad (medianamente, ojo). Pero hay algo real en el rap español, hay buena música, guerras de bandas, letras más que aceptables. Para ser un género en plena evolución, a mi, me gusta.

En el número 4, Dungeons & Dragons, la película.

Para este vicio inconfesable hay que verlo con objetividad. No es una peli de Dungeons & Dragons. Es una peli palomitera, con dos malos malosos, un prota un tanto afeminado, un colega del prota que mola más que el resto de toda la plantilla. Y sale al final aguien muy parecido a Squall del Final Fantasy VIII. Que coño, es divertida y basta.


En el número 3, Tenchu Z.

Y mira que es malo. Un Tenchu que no tiene ni pies ni cabeza, y que no hay por donde cogerlo. Montones de fallos, unas cargas que dan miedo y unos gráficos de la generación pasada. Pero tiene buenas ideas, pocas, pero tiene. Y cierto resaborcillo de la saga que nos hizo a todos la misma jugada. Hubo que comprarselo, pero barato. Y la verdad es que es divertido de jugar. Incluso con la mierda de control que le pusieron en Europa.


En el número 2, mi trabajo.

Recordad estas palabras porque digo ya, así, de pronto, que me arrepentiré de haberlas dicho, además, probablemente, me arrepentiré pronto. Entre todo el publicorreo, el correo masivo, los certificados y multas, la carga de trabajo abusiva y el salario tirando a bajo... Entre toda la mierda, todavía hay algo de romántico en el curro de cartero. Quizá no exista y me aferre a ello por desesperación, o quizá exista y el resto de la gente no lo vea. Pero hay algo bueno en ser cartero. Lo malo es que todavia no sé el qué.


En el número 1, Tamagotchi.

Infantil. Sin sentido. Abusa de tu atención. Pero es adorable, y electrónico. Quizá sea esto último lo que me empuja a comprarlo. Y encima, no hacen mas que sacar nuevas versiones que cojen de los mismo fallos: no tienen retroiluminación, ni una buena calidad de pantalla, siguen yendo a pilas... Y no lo puedo remediar. Me encantan estos bichos.


Hoy conocemos los pecados de:

Alex: http://alexgondel.wordpress.com/
Estrellita Mutante: http://estrellitamutante.blogspot.com
Roski666: http://ricoestofado.blogspot.com/
Wittenbergman: http://flaigrod.blogspot.com
Fargok: http://leonenjaulado.wordpress.com
William Saints: http://esquemaspiramidales.blogspot.com
Srodry: http://losperrostambienjugamosalpoker.blogspot.com/
Albertini: http://mantequillaconazucar.blogspot.com
Mr. Forfy: http://forfy.blogspot.com
Intramuros: http://intramuros.es

Y si queréis participar, lo de siempre, mail aquí.

9 comentarios:

Srodry dijo...

Lo malo de ser cartero es que te acabas volviendo loco, por lo menos los de EEUU, que hubo una epoca en la que mas de un cartero loco provoco una gran masacre...

Y los Tamagochi y todos los videojuegos de los 90 son tan adorables, pero a la vez tan simples e irritantes...

Alex_x dijo...

El Tamgotcthi nunca lo tuve, pero si que me hice con un Digimon (mucho antes de que saliera la serie además)la mar de chulo.

Por otro lado, a mí Dungeons and Dragons ni me divertió. Voy a volver a verla a ver si con otra perspectiva cambio de opinión.

Un saludo¡

DerWittenbergman dijo...

Dios, otro que le gusta Tenchu Z. Mi hermano hasta jugaba en línea. Qué gran... me reservo las palabras.

Intramuros dijo...

Siempre quise tener un Tamagotchi. A lo mejor me animo ahora.

En cuanto a Correos, pese a lo que digan, es un medio de envío la mar de eficiente, mucho más que ciertos servicios de paquetería privados con mucha pantalla pero poca formalidad.

Estrellita Mutante dijo...

Lo bueno que tiene D&D es que no hay ninguna pretensión y es clara. Que Jeremy Irons es malo, pues se viste de rojo y se ríe como un malo maloso.

Albertini dijo...

La película de Dungeons and Dragons creo que habla por sí sola :S

Y el rap español, está curioso, yo tengo algunos amigos que escuchan bastante rap y hiphop y me muestran algunas maravillas

Bambú dijo...

No me puedo creer que te gusten los Tamagochis XDDDD

No te pega para nada :P

Aratz dijo...

Ey buena idea, puede que te la plagi.....que te haga un remake del post, o simplemente que diga que esta influenciado por..., ya se vera ;)

D&D, con esos escenarios de serie de TV, con ese cetro del dragon de plastico del todo a 100, con el prota que era el Jimmy Olsen de Las nuevas aventuras de Louis y Clark (que si no recuerdo mal se suicido) con ese Jeremy Irons que solo le faltaba gritar: "Denme mi dinero ya!!!" con esos Dragones en CGI mas malos que pegar a un padre con un calcetin sudado.... vamos una delicatessen de pelicula, jejeje ;)

Pero como siempre, para gustos los colores.

No jugaras a Postal verdad? Miedo me daria que fuera mi cartero entonces, jejeje ;)

Cartera missing dijo...

Lo de correos tiene algo de trabajo romántico... porque en cierta manera está desfasado, nos tratan como peones industriales de una cadena de montaje del siglo XIX :P

La peli de Dungeons and Dragons... puag, me habría conformado con que NO he hubieran puesto de nombre D&D para no cometer herejía. Explota cutremente (vamos, falta ver al Batman tirillas de la serie corriendo con una bomba de polispán) los tópicos, como el secundario-negro-rapero-chistoso-quemuere.

Pero bueno, para gustos los colores, de hecho donde haya dragones yo ahí voy a verla ^^ (¿Has visto Dragon war? Coreana, creo.