domingo, 12 de julio de 2009

El concierto.



Bajaba las escaleras con dos cervezas mientras echaba una última mirada al espectáculo que se estaba preparando. John Fogerty iba a tocar por segunda vez en España, teniendo en cuenta que la primera fue el día anterior. Había viajado a Córdoba sólo para esto, para disfrutar del concierto de una leyenda.

El escenario era enorme pero a la vez muy cercano a los espectadores, en un anfiteatro reconstruido, cuyo aforo parecía que no iba a llenarse. Según se acercaba la hora del concierto, montones de gente empezaron a aparecer y completaron metódicamente el espacio que quedaba libre, al final lleno hasta la bandera.

Las 22:30, la hora de empezar. Una leyenda estaba enfrente de mi, y comenzó a entonar famosas canciones de su anterior banda, demostrando que conservaba la voz y la garra que hace muchos años nos empezó a transmitir con su música. Alternando temas nuevos de su último álbum en promoción (Revival), con clásicos de toda la puta vida, nos regaló momentos mágicos, y un saber hacer como cantante mas que sobresaliente.

El público, en su mayoría gente mayor, estaba volcado con la música, y los cuerpos, encantados por esas tremendas melodías, se movían acaloradamente mientras que la banda nos regalaba un concierto tocado con cariño, y nos dejaba en el aire la promesa de un Fogerty emocionado "I'm going to get back to Cordoba, for sure".

Acabamos, camino de la salida y de vuelta al hotel acaricié con la memoria los recientes acordes de las canciones, y volví placenteramente lleno, contento y alegre de lo que había sido uno de los mejores conciertos que creo que veré en mi vida.

1 comentario:

Josep dijo...

¿A qué llamas tú "gente mayor"? Yo tengo 47 y le veré mañana en BCN. ¡Comparado con él aún soy muy joven! :-D

Es broma...